LENCERIA PARA EL DIA B

|TIPS|

LENCERIA PARA EL DIA B

Asusta, pero es verdad: La lencería de boda equivocada puede arruinar totalmente el aspecto de tu precioso vestido de novia. Comprar sujetadores y ropa interior puede no ser tan emocionante como encontrar el vestido de tus sueños, pero no pases por alto la importancia de estas piezas de base. (¡Se llaman así por una razón!) Hay mucho en juego cuando se trata de la moda nupcial; lo último que quieres son tiras, bultos o líneas visibles. Para ayudarte a encontrar el ajuste adecuado, te damos unos consejos para saber cómo, cuándo y qué comprar.

Cuándo comprar

Usa tu primera prueba de vestido como una oportunidad para aprender qué tipo de lencería funciona mejor. Resiste el impulso de comprar antes de ese punto. Aprenderás mucho más sobre qué tipo de prendas base necesitas una vez que veas el vestido en tu cuerpo y sepas qué alteraciones hay que hacer.

Entonces, llama a la tienda de lencería y pide una cita. La mayoría de las tiendas estarán encantadas de dedicarte tiempo y podrán estar mejor preparadas (y abastecidas) si saben de antemano que idea estas buscando. Además, no olvides tomar algunas fotos de tu vestido.

Una cosa que hay que saber es que los cambios de peso de última hora pueden afectar realmente el ajuste de tu vestido. Tu tienda de lencería también puede hacer algunos ajustes a tu sostén, pero no lo dejes para el último minuto.

Cómo comprar

Primero, comprueba si realmente necesitas un sostén. Los vestidos que están particularmente reforzados en la parte superior pueden dar el suficiente soporte y forma.

Pero si quieres más sujeción, pregunta a tu sastre si un sujetador o un corsé puede ser cosido con éxito en tu vestido. Esto puede ayudar con escotes difíciles y siluetas sin tirantes.

Para todos los demás tipos de vestidos, déjate aconsejar por los expertos para averiguar qué es lo que tu cuerpo y el vestido necesitan y qué sostén funciona mejor para lograrlo. Las opciones son realmente infinitas hoy en día.

Si sólo buscas un poco de cobertura extra, un sostén podría no ser la mejor opción, especialmente si la tela de tu vestido está en el lado más fino. Considera una pieza adhesiva, como los «Bring It Up Spacers». Es la mejor manera de crear un aspecto invisible y sin costuras.

El tipo de ropa interior que debes comprar siempre depende del vestido. Piensa en tus opciones en tres categorías: clásica, sin costuras y con forma.

Clásico

Los vestidos que son voluminosos o hechos de telas más gruesas permiten a las novias divertirse con su lencería de boda. Cuando una novia tiene espacio debajo del vestido, la animamos a expresar su personalidad y a elegir algo que la haga sentir increíble. Así que la respuesta corta es: ponte lo que quieras, ya sean tus bragas favoritas o algo un poco más picante y aventurero.

Sin costuras

Los vestidos ajustados o los hechos de una sola capa de material a menudo requieren de ropa interior que quede plana y lisa. Una tanga de color carne siempre funcionará, pero las novias tampoco deben sentirse limitadas a esa única opción. En el 90 por ciento de los casos, una novia puede usar un tanga de encaje liso sin problemas; sólo asegúrate de buscar uno hecho de encaje plano de alta costura.

Con forma

Los vestidos que resaltan las partes del cuerpo a veces requieren una forma estratégica. Por suerte, cada vez hay más opciones atractivas de ropa de forma, así que no te sientas como si estuvieras atrapada con unos pantalones cortos de bicicleta de color carne.

Lo único que hay que tener en cuenta cuándo se compra ropa de forma es que tiene que encajar correctamente, o te arriesgas a que te «corten» en lugares extraños. Normalmente recomendamos una tanga de cintura alta, que da un ajuste suave y sin costuras. Pero si estás muy nerviosa por las marcas, ve con un slip completo.

Compartir: