LAS PEDIDAS

|FAQ: PREGUNTAS Y RESPUESTAS|

LAS PEDIDAS

Nuestros novios tienen algo especial, todos y cada uno de ellos. Por eso, hoy traemos un nuevo post dedicado a las pedidas de matrimonio y pedidas de mano.

Y ¿que relación tiene que nuestros novios sean tan especiales con las pedidas? Muy sencillo. La pedida de matrimonio, ese momento único en el que le pides a tu pareja que pase el resto de su vida contigo, puede marcar un antes y después en tu relación. Y ¿por qué? Según como, donde y cuando se pida es un factor clave para conocer a la pareja y saber que les hace únicos del resto.

En muchos casos, la pedida de matrimonio es un acontecimiento inolvidable para los novios. El lugar, por mucho que no lo parezca, no es lo más importante. Lo que realmente importa es que tenga significado para la pareja, ya sea donde se conocieron, donde se dijeron el primer “te quiero” o bien, un lugar completamente nuevo. No tiene porque ser algo fuera de lo normal (que también es una opción). Puede ser tan sencillo como el restaurante donde tuvieron la primera cita o en medio de una ciudad abarrotada. La cuestión es que el mundo se pare y solo quede la pareja con una vida juntos por delante.

La pedida de matrimonio es el primer momento en el que empieza la aventura hacia el gran día. Así que si, nosotras las apoyamos al 100%.

Una vez hecha la pedida de matrimonio llega la pedida de mano. No penséis que sigue siendo el simple hecho de obtener el consentimiento por parte del padre porque ya no es así. Y aunque sigue siendo cuando se reúne la familia y se hace oficial el compromiso, ahora ha pasado a ser el de compartir un momentazo muy especial con aquellos que quieres.

El fin es pasar un rato agradable como preámbulo de uno de los días más felices de sus vidas. Y, siendo honestas, cualquier excusa es buena para reuniros a celebrar el amor.

El estilo de la pedida de mano dependerá de la personalidad de la pareja. Puede ser la protocolaria pedida tradicional, ofrecida normalmente por los padres de la novia con ambas familias invitadas a comer o cenar, bien en casa o en un restaurante. O la pedida de mano actual que, por lo general, es un evento secreto y resulta una gran sorpresa para los invitados.

La imaginación no tiene límites y el amor menos aún. Así que, se tienen que convertir estos momentos en un recuerdo único y maravilloso que contarle los hijos y nietos. Ojo, no es tontería contar con un fotógrafo “espía” que capture el momento y que, así aparte de contarlo.

Compartir: